Esto es lo que debes hacer para dejar de procrastinar Guillermo Morante

Esto es lo que debes hacer para dejar de Procrastinar.

¿Has escuchado o has utilizado alguna vez esta palabra tan complicada a veces de pronunciar? ¿Sabías que esto tiene consecuencias en nuestra vida a corto o medio plazo y cuando queremos darnos cuenta ya es demasiado tarde? Todos lo hacemos en algún momento y en este post te enseño a cómo dejar de Procrastinar.

Cuando escuché por primera vez esta palabra tan complicada de pronunciar, tardé poco en agarrar el móvil y buscar su etimología en la RAE.

“Del lat. procrastināre. Tr. Diferir, aplazar.” 

Vamos a ver: todos procrastinamos en mayor o menor medida. Pero, para mí, las generalizaciones no me valen, porque esta es una práctica o costumbre que tiene dos consecuencias inmediatas: una hacia nosotros mismos, porque nos sentimos mal al hacerlo (no sé si te pasa a ti lo mismo). Y otra hacia fuera, ya que la imagen que ofrecemos hacia los demás es negativa. ¡No puedes permitirte ni una cosa ni la otra! Porque el tiempo en la vida es oro puro y tenemos que afrontar todas las tareas que surgen en nuestra actividad cotidiana. Posponerlas, a mi entender, es absurdo. Y afrontarlas (a cualquier edad en la que tengas que hacerlo) parte de un aprendizaje personal que redunda en nuestro beneficio. Un beneficio que no vemos al principio, pero que es muy gratificante y nos devuelve la paz interior. Es decir, aprendes y estás a gusto contigo mismo. 

Convendrás conmigo en que unas tareas nos gustan y otras no tanto, pero todas nos enriquecen y nos hacen ser mejores. La meta en la vida es el ÉXITO, pero con uno mismo.

No hay fórmulas mágicas para dejar de procrastinar, es una cuestión que debemos afrontar por nosotros mismos. 

En este breve artículo de blog te dejo mi reflexión a modo de “chute” (como se dice de forma coloquial) y en el que, además te cuento mis trucos para afrontar las tareas que me cuesta acometer. Y oye, ¡ME FUNCIONAN! A ver si estás de acuerdo conmigo… ¡Esto es lo que debes hacer para dejar de procrastinar!

Unas breves consideraciones previas

Considero necesario advertir que nadie, repito nadie, va a hacer nada por ti salvo tú mismo. El responsable de tus acciones eres tú y solamente tú. Además, (permíteme que te lo diga alto y claro) rendirse a la vagancia o al desánimo es de cobardes. Una cobardía que late en lo más profundo de nosotros y a la que hay que neutralizar.

Por otro lado, hacer lo que debes hacer y cuando debes hacerlo debe enorgullecerte. No hay que esperar recompensas de nadie. No hay que esperar felicitaciones de nadie. Sin más. Tú te vales por ti mismo/a

Debes decidir cuál de los dos “yo” merece ganar y cuál perder. Si decides que gane el “yo procrastinador” no tienes derecho a quejarte después ni a sufrir innecesariamente. Afronta tus responsabilidades AHORA con una PLANIFICACIÓN coherente y proactiva. 

Una vez aclarados estos puntos tan importantes, te voy a contar una serie de técnicas que puedes utilizar para vencerte a ti mismo.

Mis 10 técnicas para dejar de procrastinar

1. No utilices el “tengo que…”.

No debes afrontar la tarea que quieres postergar con el clásico “tengo que”. Debes sustituir esa obligación por una decisión personal e intransferible. Hazlo porque quieres hacerlo, no porque tu “yo tóxico” te lo impone.

Elimina el tengo que Esto es lo que debes hacer para dejar de procrastinar Guillermo Morante

2. Valora los aspectos positivos de dicha tarea.

Hacer la tarea diaria puede ser aburrido y tedioso, pero tiene una gran ventaja: serás más inteligente y tu futuro estará más claro desde un punto de vista personal y profesional. No limpiar tu cuarto o tu casa te satisface porque realizas otra acción aparentemente más placentera. Pero posiblemente no haya nada más placentero que construir un espacio personal limpio y ordenado. La disciplina es sinónimo de éxito. Esto está escrito desde tiempos inmemorables.

3. Cómo acortar el camino al éxito.

Puedo afirmar (por lo que leo y me cuentan las personas con las que me cruzo personalmente) que muchas de ellas se pasan la vida leyendo en las redes sociales las costumbres, manías, secretos y técnicas de los multimillonarios para triunfar. Seguro que tú también quieres ser uno de ellos. Pues bien, ellos no se han hecho millonarios postergando lo que deben hacer. Asumen su responsabilidad y acortan el camino hacia el éxito.

4. La búsqueda por la perfección o el “síndrome del impostor”.

Procrastinar no te convierte en una persona fracasada si coges el toro por los cuernos. Somos humanos y no somos perfectos. La búsqueda de la perfección es anticipo del fracaso, porque nunca llegaremos a alcanzarla. Esto me ha costado tiempo descubrirlo y, sobre todo, demostrarlo, pero aprendo día a día y así me perfecciono constantemente.

El síndrome del impostor Esto es lo que debes hacer para dejar de procrastinar Guillermo Morante

5. Los remordimientos por no empezar.

Si no te gusta experimentar ese sentimiento masoquista del remordimiento por no hacer lo que debes y cuando debes, sabes que debes ponerte manos a la obra cuanto antes. Los falsos sufridores no merecen la pena de los demás.

6. Ve de lo más fácil a lo más difícil.

Para hacerlo todo más fácil, márcate tareas sencillas y pasa después a las más complicadas. Divide y vencerás. Poco a poco, todo se hace más sencillo y posiblemente más divertido. Si tienes que recoger y ordenar tu casa, ponte tu música preferida (ya sabes, alimenta tu cerebro con un una buena cucharada de dulce) y empieza recogiendo la ropa tirada. Encesta la ropa sucia en el cubo al son del siguiente tema. Márcate zonas de limpiado y hazlas poco a poco. Tómate descansos si quieres (esto para mí es fundamental; ve exigiéndote poco a poco).

7. Los “botones activadores”.

Márcate rutinas para llevar a cabo las tareas indeseadas. La rutina nos vuelve mas eficientes y, aunque te parezca mentira, más felices. Cuando se te presente la diatriba de si lo hago o no lo hago, dale un puntapié al “pensamiento del no” pensando en otra cosa. Y, mientras piensas en un campo dorado de trigo, te levantas y vas directo a acometer la cuestión. Un botón activador muy importante que dice “ON” es aquel que pisa al de “OFF”.

Construye tus botones de on y off Esto es lo que debes hacer para dejar de procrastinar Guillermo Morante

8. Sé flexible con los “tiempos internos”.

Márcate plazos cómodos. No pretendas limpiar la nevera en 20 minutos. Puedes hacerlo perfectamente en una hora y realizando descansos si lo estimas oportuno. Lo de siempre: es mejor trocear el filete que comérselo de una sentada.

9. Pero inflexible con los “tiempos externos”.

Una vez tomada la decisión de actuar, no lo postergues ni un segundo más. Márcate una hora de inicio y de finalización. Así reduces la incertidumbre. Y cuanta más certidumbre o certeza tienes sobre tu planificación, más éxito tienes. Planificar es vencer, que se lo digan a Julio César. 

10. Convierte a la tecnología en tu aliada.

En conclusión, esto es para mí lo que debes hacer para dejar de procrastinar. Una serie de reglas y “botones” mentales que harán que asciendas hacia arriba meteóricamente. Me encanta compartir mis trucos porque a mí me han funcionado y aquí estoy. Espero que me digas qué te parecen y si tienes más trucos sobre cómo dejar de procrastinar estaré encantado de leerte, ¡Todos aprendemos de todos!

Sígueme en las Redes Sociales

Compártelo con los tuyos...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Compártelo con los tuyos...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Últimas Noticias

También te puede interesar…

¡Únete a la comunidad!

Únete ya o si tienes dudas, contáctanos y te las resolvemos encantados.