3 CONSEJOS PARA MEJORAR TU FORMA DE HABLAR EN PÚBLICO Y ENGANCHAR A TU AUDIENCIA.

¿Por qué es necesario hablar bien?

Muy pocos lo saben, pero hablar no es sólo una habilidad propia del ser humano; es posiblemente una de las más importantes. Hablar nos permite comunicarnos con otras personas y es un medio increíblemente efectivo para transmitir emociones. Pero ¿sabes hablar correctamente? ¿Conoces cuáles son los principales factores para hablar bien? Y, lo que es más importante, ¿cómo influyen éstos en nuestra vida cotidiana? En este artículo vas a descubrir que hablar es mucho más de lo que imaginas.

Durante siglos, los períodos de paz y guerra se han definido por los buenos o malos entendimientos entre pueblos, naciones y personas. Cuántas veces habrás oído ese dicho tan popular y certero que dice: “hablando se entiende la gente”. Y es totalmente cierto. Tan cierto, que una guerra se ha decidido en infinidad de ocasiones porque alguna de las dos partes -sino las dos- no han sido capaces de hablar bien y de hacerse entender.

Gran parte de tu vida está condicionada simplemente por tu habilidad de hablar con otras personas, ya sean miembros de tu familia, amigos o personas de la empresa u organización en la que trabajas. Cuando nos expresamos mal y no nos hacemos entender bien, es cuando surgen los problemas: malentendidos, disputas, debates que acaban en agrias discusiones… Muchas de estas situaciones serían fácilmente corregibles si consiguieras algo muy sencillo: hablar bien. Porque si hablas bien, la comunicación es fluida y los demás te entienden mejor.

Pues bien, siguiendo este planteamiento básico, voy a explicarte cuáles son los principales elementos o factores que es necesario conocer y controlar para hablar bien. Su dominio depende de ti y conseguirlo puede que acabe, no sólo con discusiones o enfrentamientos innecesarios, sino incluso con mejoras en tu entorno familiar o laboral. 

Por último, hablar bien te permitiría comunicarte mejor con otras personas. Tu círculo de amigos sería más amplio y tus relaciones de pareja se verían sustancialmente mejoradas. Se acabaron las discusiones absurdas. Y si no tienes pareja, podrías conseguirla con mayor facilidad.

Éstos son los 3 factores necesarios para hablar bien:

Existen varios factores que explican por qué unas personas hablan mejor que otras. El dominio del léxico, el cambio adecuado de jerga en cada momento o situación, la construcción de un hilo argumental sólido, o poseer una sólida cultura son elementos de peso para hablar bien, sin duda. Pero hay personas que sin tener una gran formación académica o cultural son excelentes oradores. ¿Cómo lo hacen? Porque dominan 3 factores básicos o técnicos que complementan a los ya expuestos: la vocalización, el ritmo y el volumen.

1º – LA VOCALIZACIÓN.

La vocalización consiste en ser capaz de hablar con claridad mediante una dicción clara y articulación vocal cuidada. Es decir, cuando vocalizamos nos apoyamos en las vocales para articular mejor los fonemas (sonidos) a la hora de hablar. Cuando no se produce esa articulación clara y se producen “roces” o sonidos no claros al hablar, nuestro interlocutor no nos entiende y ello provoca en numerosas ocasiones que la comunicación no sea efectiva. Sería, por así decirlo, como si a la hora de pronunciar las palabras, colocáramos parte de nuestra mano sobre nuestros labios impidiendo que se muevan con libertad.

Este factor es fácil de aplicar y de corregir en caso de que no se tenga en cuenta. Lo único que tienes que hacer es abrir la boca siempre que hables y apoyarte en las vocales. De esta forma, articularás mejor las palabras, los sonidos serán más nítidos y tu interlocutor escuchará con claridad tu mensaje.

– EL RITMO.

Seguro que en alguna ocasión te has encontrado con personas – quizás tú seas una de ellas – que hablan a toda velocidad e incluso se ”atropellan” a la hora de pronunciar las palabras. O también con otras que hablan tan despacio que es casi imposible mantener la atención al mensaje que quieren comunicar. Ambas situaciones son bastante comunes y la comunicación con estas personas se torna muy compleja.

En el primer caso, cuando se corre en exceso al hablar, el primer factor (la vocalización) se ve negativamente afectado, ya que cuando hablamos muy rápido relajamos la vocalización. Y, como hemos visto, si no vocalizas bien no se te entiende. Por ello, es muy importante que no corras al hablar y que sigas un ritmo constante para que tu interlocutor sea capaz de interpretar correctamente el mensaje que estás transmitiendo. Pero cuidado, porque hablar de forma excesivamente lenta también es perjudicial, ya que la otra persona puede que pierda el hilo argumental de tu exposición.

Lo mejor para saber que ritmo es el adecuado es analizar a nuestro interlocutor, el contexto en el que se da la comunicación (no es lo mismo una charla informal en un restaurante que una exposición ante un público determinado) y si nuestro mensaje es complicado o no. Cuanto más compleja sea la terminología que emplees en tu mensaje, más lento debes ir. 

Te recomiendo que utilices aplicaciones online gratuitas para medir el ritmo con un metrónomo. Existen infinidad de páginas que permiten medir el ritmo de lectura en función del número de pulsaciones por minuto (PPM) que deseemos.

– EL VOLUMEN.

Y, por fin, para hablar bien es imprescindible hacerlo con un volumen de voz adecuado. Si recuerdas, al comenzar mi artículo hacía referencia a la infinidad de conflictos que podrían haberse evitado si ambos interlocutores hubieran hablado bien. Y créeme, no sólo me refería a conflictos bélicos; en el entorno familiar, profesional y de pareja también existen conflictos de cierta índole fácilmente evitables. ¿Cómo? Simplemente controlando el volumen de lo que se dice, así de sencillo.

Estoy seguro de que sabes de lo que hablo. Si en aquella ocasión te hubieras calmado y hubieras dicho aquella frase con un volumen más bajo, la otra persona no se lo habría tomado a mal y no habría surgido una discusión. Si en aquella otra hubieras elevado un poco más tu volumen de voz, posiblemente ahora no estarías maldiciendo tu situación financiera porque habrías conseguido tu ansiada mejora salarial. O quizás, en aquella cita podrías haber elevado un poquito el volumen a la hora de decirle a esa persona tan especial que te encantaría repetir la cita en un restaurante la semana que viene. Mal jugado. ¿Adivinas por qué? En efecto, no controlaste el volumen al hablar.

Por eso, hablar no es solo un elemento básico de comunicación para los humanos, que por supuesto lo es, sino que es un factor decisivo a la hora de comunicar emociones y estados de ánimo. El volumen es un factor que determina cómo comunicamos un mensaje y de qué significado queremos dotarlo. Son infinidad las situaciones en las que un volumen excesivamente alto o excesivamente bajo dan al traste con nuestras intenciones comunicativas y emocionales. Elige bien el volumen al hablar, porque de ello depende que tú comuniques lo que quieres y qué emoción o sentido quieres darle al mensaje. Ya sabes, la próxima vez que sugieras algo a tu jefe, hazlo controlando adecuadamente el volumen. ?

¿Cómo saber qué volumen empleo normalmente al hablar? Muy sencillo: utiliza una aplicación como un sonómetro para saber cuál es el volumen que empleas al hablar o al leer. Existen cientos de aplicaciones web gratuitas y también para tu móvil que te permiten conocer cuántos decibelios de volumen registras a la hora de hablar. ¡Prueba, te llevarás una sorpresa!

Consejos finales para hablar bien. ¡No dejes de leer este punto!

Ahora que ya conoces cuáles son los factores que debes dominar para hablar bien, no dejes de practicarlos. Mis últimos consejos son estos:

1. Abre bien la boca al hablar, no debe darte vergüenza hacerlo.

2. Elige bien qué ritmo debes emplear antes de iniciar una conversación. Pero, por norma general, no corras. Es siempre mejor hablar despacio y que se te entienda, que hablar muy deprisa y te suelten la tan temida frase: “Perdona, ¿podrías hablar más despacio? No te entiendo nada”.

3. Recuerda medir tu volumen en decibelios con alguna aplicación web o para tu móvil o celular. Pero nunca está de más pedir su opinión a algún familiar o amigo de confianza para saber de primera mano si nuestro volumen al hablar llama la atención por lo alto, o por lo bajo.

Por último y muy importante, recuerda que en guillermomorante.com somos expertos en enseñar a hablar bien y a comunicarse correctamente a millones de personas como tú. Ellos/as han conseguido un mejor empleo, se comunican mejor con su familia, tienen esa pareja que tanto habían deseado y, lo más importante, son felices en su día a día porque hablan y se comunican mejor.

✌️ Y por si te has quedado con ganas, aquí viene la guinda del pastel… Si has llegado hasta aquí significa que estás muy interesado/a en dominar tu voz. ✌️

Así que quiero invitarte en EXCLUSIVA, a la mejor formación de la voz que puedes encontrar hoy en día en Internet. Únete AHORA a mi TRAINING GRATUITO DE EXPERTO DE LA VOZ, que he abierto SÓLO PARA TI. ??

En el training, te contaré todo lo que necesitas saber para manejar tu voz como nunca antes lo habías hecho. Y lo haré a través de 4 VÍDEOS en RIGUROSO DIRECTO en los que te enseñaré las técnicas fundamentales de la LOCUCIÓN, el DOBLAJE, los PODCASTS y los CURSOS DIGITALES, para que aprendas a dirigir a tu audiencia como un/a auténtico/a PROFESIONAL. ??

No te pierdas esta fantástica oportunidad de darle un giro a tu vida y salir de tu zona de confort de una vez por todas. ¡Te ayudaré a que pierdas todos los miedos a exponerte en público! ?

Haz clic en el botón de abajo y regístrate a mi TRAINING completamente GRATUITO. ?

Además, si te unes a mis grupos de WhatsApp y Telegram, podrás entrar en un SORTEO para 8 PERSONAS para asistir a una CLASE GRUPAL EN DIRECTO CONMIGO. ?

¿TE LO VAS A PERDER?

¡TE VEO DENTRO CRAKEN! ??

No te pierdas esta fantástica oportunidad de darle un giro a tu vida y salir de tu zona de confort de una vez por todas. ¡Te ayudaré a que pierdas todos los miedos a exponerte en público! ?

Gracias por COMPARTIRLO, por tu like, por leerme y  por dejarme tu comentario, es muy importante para mí. Nos vemos en el TRAINING y en guillermomorante.com

Recuerda, como siempre… ¡SER FELIZ!

Tu amigo,

Guillermo Morante

Call Now Button