Crakens, muchos de vosotros me habeís pedido un post en el que resuma los 10 consejos para dejar de discutir con tu pareja constantemente. Me parece un tema muy interesante, además, si no tienes pareja, no te preocupes, este post también está hecho para ti. Podrás utilizar mis consejos para no discutir ni con tus familiares, ni con tus amigos. Así que no perdamos un minuto más y sigue leyendo para descubrir las claves fundamentales para evitar las discusiones de pareja.

Estas son las 10 claves para dejar de discutir con tu pareja:

Aunque ahora no tengas pareja o creas que nunca vas a tener, bien porque no quieres o porque no encuentras a tu pareja ideal, no te preocupes, siempre podrás aplicar estos consejos que te doy para solucionar cualquier tipo de problema que tengas en tu día a día, con tus padres, amigos, etc.

En todas las parejas hay situaciones incómodas, momentos en los que cada uno reacciona de forma diferente ante la solución a los problemas que surgen. No es malo tener discusiones con tu pareja, siempre que sean pequeños conflictos poco continuados y por supuesto, siempre deben quedarse de puertas para dentro.

Las discusiones son normales, el ser humano se mueve discutiendo, debatiendo y afrontando las diferencias de opinión. Siempre y cuando seas feliz con la persona con la que estás por supuesto.

Vamos a conocer el primer consejo para dejar de discutir con tus seres queridos:

1. Baja el tono de tu voz:

Controlar el tono y el volumen de tu voz es un aspecto fundamental para evitar cualquier discusión que se presente. Al bajar la voz conseguimos un tono de voz más grave y ayuda a que nuestra pareja se relaje. Recuerda bajar el volumen para avitar la crispación de la otra persona y no echar más leña al fuego en cualquier discusión que se te presente.

Cómo dejar de discutir con tu pareja Guillermo Morante

2. Respeta los turnos de intervención:

Si estás nervioso, relájate. Escucha a tu pareja, déja que se exprese y controla tus nervios. Nunca podrás entenderte con tu compañero/a si hablas al mismo tiempo. ¿Sabías que cronometrar las intervenciones puede evitar muchas discusiones de pareja? Si te cuesta respetar los turnos de intervención o por el contrario es más bien a tu compañero, siempre puedes controlar los turnos de intervención con un cronómetro. Todos tenemos que aprender tarde o temprano a escucharnos unos a otros, ya sea por educación y por respeto a nuestros seres queridos. Haz click aquí, si quieres conocer las claves para aprender a escuchar a tu pareja.

3. Controla las emociones:

En situaciones de estrés, lo más recomendable es relajarse y controlar las emociones, no dejar que nos sature la discusión. Controlar las situaciones es algo que no todo el mundo sabe, es algo que hay que practicar para tener un control absoluto sobre nosotros mismos. Muchos de los alumnos que tengo, a los que imparto clases de locución y doblaje entre otras, me agradecen continuamente, los ejercicios de interpretación que hacemos, por que les ayuda en su vida, tanto profesional, como personal a controlar sus emociones.

Controla las emociones Cómo dejar de discutir con tu pareja Guillermo Morante

4. Escucha los argumentos de la otra parte:

Escúchalos, aunque no estés de acuerdo con ellos, esmérate, esfuérzate por escuchar lo que te está diciendo, no te enroques en tus opiniones. Cada una de las partes piensan que su argumento es el válido de verdad y que ellos tienen toda la razón. Lo que hay que intentar para dejar de discutir es conciliar la relación y entender lo que quiere decir la otra persona.

Escucha a tu pareja Cómo dejar de discutir con tu pareja Guillermo Morante
Compártelo con los tuyos...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

5. Evita la prepotencia, la arrogancia o el desprecio:

La prepotencia: El hecho de creerse superior al otro. La arrogancia: Ah sí… ¡¿Qué me vas a hacer?! O el desprecio: De verdad que vaya opiniones tienes, no sabes expresarte, no vales nada, etc…

Evita a toda costa estas tres emociones negativas. No te van a ayudar a la hora de evitar una discusión de pareja. Controla tus ánimos y tranquilízate pero no muestres jamás ni la prepotencia, ni la arrogancia, ni el desprecio hacia tu pareja.

 

Evita la arrogancia Cómo dejar de discutir con tu pareja Guillermo Morante

6. Pide perdón si es necesario:

 Si no estás acostumbrado a pedir perdón, practícalo. La otra persona verá que estás bajando las barreras y él o ella también lo hará. Una vez conseguido esto, la discusión se puede convertir en un debate tranuilo en el que cada uno da sus razones de una forma razonada, valga la redundancia. Pedir perdón no significa dar la razón a la otra persona, simplemente es disculparte por algo que no deberías haber dicho o hecho.

Pide perdón Cómo dejar de discutir con tu pareja Guillermo Morante

7. Asume tu responsabilidad:

Si eres tu el que ha metido el cuezo en algo o el que ha hecho o dicho algo que no debía, asume tu responsabilidad, es la única forma de solucionar los problemas de pareja. 

Asume tu responsabilidad Cómo dejar de discutir con tu pareja

8. Los conflictos son totalmente normales:

Los conflictos puntuales sobre un tema determinado son totalmente normales. Hay muchas parejas que se acostumbran a tener conflictos continuados y consideran que una relación de pareja se basa en eso. En peleas y discusiones contínuas. 

Compártelo con los tuyos...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

9. Pide tiempo:

Si realmente lo necesitas, si no puedes evitar las discusiones de pareja y estás continuamente con peleas y gritos, pide tiempo. Si se han intentado arreglar las cosas, se ha hablado de todos los asuntos pero las situaciones y los conflictos temporales no se solucionan, pide una prórroga. Con esto no quiero decir que la relación se termine, pero la vida está hecha para isfrutar con tu pareja y quererla. 

Pide tiempo Cómo dejar de discutir con tu pareja Guillermo Morante

Permíteme un último consejo, el décimo y quizás el más importante,

¡Quiere a tu pareja! Escúchala, ponte en su lugar e intenta corregir los aspectos que sean necesarios para evitar cualquier tipo de discusión que podáis tener.

Es normal tener pequeñas discusiones, son algo básico en cualquier relación de pareja, pero no puedes dejar que esto se convierta en algo continuado y que no te deje disfrutar de una vida saludable.

Si te ha gustado este post y crees que puede ayudarte en tu día a día, ¡Compártelo con los tuyos!

¡¡¡Nos vemos en el próximo post Crakens!!! Y recuerda que en guillermomorante.com te damos todas las armas que necesitas para triunfar con tu voz.

¡¡¡¡Sed felices!!!!

Sígueme en las Redes Sociales

Compártelo con los tuyos...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Compártelo con los tuyos...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Últimas Noticias

También te puede interesar…

¡Únete a la comunidad!

Únete ya o si tienes dudas, contáctanos y te las resolvemos encantados.